fbpx

Nuestros temas

Estrategias de largo plazo hacia cero emisiones netas y recuperación verde

Para orientar las transformaciones necesarias en los sectores de la economía, el Acuerdo de París invita a los países a formular y comunicar estrategias de desarrollo bajas en emisiones a largo plazo (LTS). Tales LTS ayudarán a los países a establecer su visión de una economía descarbonizada e identificar hojas de ruta de políticas transversales y sectoriales que se implementarán a lo largo del tiempo para lograr su visión de una manera económicamente beneficiosa y socialmente justa. Los gobiernos de la región de América Latina y el Caribe están avanzando en la formulación de LTS. Sin embargo, dada la naturaleza nueva de este instrumento, existen muchas dudas al respecto de su relevancia, papel en la planificación de políticas e inversiones públicas, elementos básicos que la constituyen y procesos y herramientas para su formulación. Se hace necesario entonces abordar qué son las LTS, cómo se pueden desarrollar y cómo pueden jugar un papel efectivo en la acción climática, al desarrollo sostenible y una recuperación verde.

Incremento de ambición en las NDC

La evidencia científica indica que la suma global de los esfuerzos de reducción de emisiones que cada país ha comprometido en sus NDC es insuficiente para alcanzar el objetivo climático de 1.5oC (IPCC, 2018; UNEP, 2019). Específicamente, América Latina y el Caribe como región ha venido descarbonizando sus economías a una tasa más baja que la requerida para cumplir con las NDC (CEPAL, 2019). Es por ello que, en la Cumbre Mundial del Clima del 2019, convocada por el Secretario General de las Naciones Unidas, se hizo un llamado a aumentar la ambición de las NDC que deben presentar los países en 2020, sumando a nuevos actores en el proceso. En contexto actual de crisis sanitaria generada por el COVID-19 con grandes impactos socioeconómicos, las NDC pueden resultar un vehículo que aporta al proceso de recuperación.

Descarbonizando el transporte para una recuperación sostenible y resiliente

América Latina y el Caribe registra una de las mayores tasas de crecimiento de las emisiones de CO2 del transporte entre todas las regiones, con un aumento de las emisiones del 50% entre 2000 y 2016, derivado del aumento de las actividades de transporte de pasajeros y de carga. La pandemia global causada por el COVID-19 ha incrementado aún más los retos para llevar adelante la agenda de descarbonización de la región. Sin embargo, esta crisis también presenta una gran oportunidad para innovar y mejorar la calidad de las actividades de transporte para evitar que la recuperación económica post COVID-19 reoriente nuevamente las actividades de transporte hacia los modos más contaminantes y de mayor consumo energético.

Organizado conjuntamente por:

Implementado con: