Oportunidades y desafíos para la convergencia de las agendas de recuperación post COVID-19 y de desarrollo resiliente bajo en emisiones

La Comunidad de Práctica sobre Involucramiento del Sector Privado en Procesos de Política Climática convocó a expertos regionales a conversatorio en línea.

San José. 19 de mayo de 2020.  Como parte de las actividades de la Comunidad de Práctica sobre Involucramiento del Sector Privado en Procesos de Política Climática en Latinoamérica, facilitada conjuntamente por el Programa EUROCLIMA+ a través de la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ), en el marco de la línea de acción de articulación con el sector privado, la Plataforma Regional LEDS LAC y el Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible de INCAE Business School, el pasado 8 de mayo se llevó a cabo un Conversatorio en línea sobre COVID-19 y desarrollo resiliente bajo en emisiones, enfatizando las oportunidades para la convergencia de agendas desde la perspectiva del Sector Privado.

La sesión de intercambio inició con la presentación de Virginia Vilariño, Gerente de Energía y Clima del Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sostenible (CEADS), quien proporcionó el marco para la discusión a partir de una presentación del contexto. En ese sentido, la presentadora indicó que se estima que las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEI) se reducirán entre 4 y  11% este año, como resultado de la disminución en la actividad económica. Sin embargo, si no se da un cambio estructural y se vuelve al “business as usual”, esta disminución sería de corto plazo y con poco impacto en las concentraciones de GEI que se han acumulado en la atmósfera durante décadas.

Junto a lo anterior, la presentadora comentó que la pandemia ha mostrado cuán expuesta está nuestra forma de vida y nuestros sistemas productivos a grandes disrupciones, la conexión entre las diversas crisis globales, y el rol clave de la acción colaborativa a nivel global. Además señaló que, si bien las medidas generales ante la pandemia de COVID-19 no son un modelo para la acción climática, ha quedado claro el rol de servicios digitales para la continuidad de la vida económica y social, la necesidad de nuevos modelos de trabajo, y la posibilidad de lograr cambios de hábitos y comportamientos, entre otros puntos.

Por último, indicó que la recuperación de la crisis del COVID-19 presenta oportunidades y amenazas para mejorar la resiliencia de las sociedades, economías y empresas, y que aprovecharlas depende de todos los actores: gobiernos, empresas, instituciones financieras y ciudadanos. Las decisiones y elecciones que se realicen para la recuperación económica tendrán grandes consecuencias para las trayectorias de emisiones a largo plazo, y debe asegurarse que la recuperación sea  verde e inclusiva, que se maximicen los co-beneficios para el clima y los ecosistemas, y que no nos amarre en trayectorias intensivas en carbono.

Después de la presentación, tuvo lugar un panel de discusión, el que contó con la participación de  Paola Herrera, Directora Ejecutiva de la Corporación Ambiental Empresarial (CAEM) de Colombia; Elizabeth Venegas, Directora de la Alianza Empresarial para el Desarrollo (AED) de Costa Rica; Carlos Descourvieres, Gerente de Sustentabilidad de la Asociación de Empresas de Alimentos de Chile (Chilealimentos); Lawrence Pratt, Profesor y Director de la Cátedra René Morales Carazo de Emprendimiento de INCAE Business School; y Virginia Vilariño. El panel fue moderado por Ana María Majano, Coordinadora de la Comunidad de Práctica por parte de la Plataforma Regional LEDS LAC.

En este espacio los panelistas comentaron sobre las oportunidades de hacer converger la agenda de atención y recuperación de la pandemia con la agenda climática, y los esfuerzos que están haciendo sus respectivas organizaciones para promover el desarrollo de estrategias empresariales y gubernamentales con esta visión. Los expertos invitados coincidieron en que la atención a la emergencia generada por el COVID-19 y los procesos de recuperación abren la oportunidad para tomar acciones transformadoras que encaminen las economías de los países latinoamericanos en una senda de desarrollo baja en carbono y más resiliente a todo tipo de amenazas.

El panel de expertos también discutió los retos para aprovechar las oportunidades identificadas. Entre ellos se abordó la necesidad de  contar con una visión de largo plazo, tanto en los gobiernos como en las empresas; asegurar que las estrategias de inversión post-pandemia privilegien las inversiones verdes; lograr que el financiamiento que se hará disponible para la recuperación se oriente hacia las inversiones sostenibles;  así como mantener y fortalecer los espacios de diálogo público-privado que se han abierto en algunos países durante la crisis, para continuar el diálogo y la colaboración en temas de sostenibilidad.

El conversatorio contó con una amplia participación de personas de Latinoamérica y otras regiones, quienes fueron invitados a través de las redes de los socios organizadores y las organizaciones miembros de la Comunidad de Práctica. La grabación de la sesión y las presentaciones están disponibles en este enlace.

Sobre la Comunidad de Práctica:

La Comunidad de Práctica sobre Involucramiento del Sector Privado en los Procesos de Política Climática en Latinoamérica es una iniciativa del Programa EUROCLIMA+, a través de la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ), en el marco de la línea de acción de articulación con el sector privado, el Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLACDS) de INCAE Business School y la Plataforma Regional LEDS LAC. Su objetivo es contribuir al desarrollo y consolidación de mecanismos para articular la participación del sector privado en la formulación e implementación de las políticas climáticas con particular enfoque en la implementación de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDCs). Para ello, se promueve el intercambio de experiencias y buenas prácticas, el aprendizaje conjunto y la colaboración para abordar retos comunes, entre equipos de países del Programa EUROCLIMA+, conformados por representantes de instituciones gubernamentales y organizaciones del sector privado que están llevando adelante iniciativas relacionadas con esta temática.

Sobre EUROCLIMA+

EUROCLIMA+ es un programa financiado por la Unión Europea para promover el desarrollo ambientalmente sostenible y resiliente al clima en 18 países de América Latina, en particular para el beneficio de las poblaciones más vulnerables. El Programa se implementa bajo el trabajo sinérgico de siete agencias: Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH, Expertise France (EF), Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP), y ONU Medio Ambiente.

Sobre LEDS LAC

LEDS LAC es una plataforma de colaboración y acción, impulsada por países de Latinoamérica y el Caribe, para apoyar la implementación de LEDS y NDCs, aumentar la ambición de las metas de reducción de emisiones y de adaptación, y definir estrategias de mediano y largo plazo, con una visión de región resiliente y baja en emisiones.

LEDS LAC es la plataforma regional para Latinoamérica y el Caribe de la Alianza Global de Estrategias de Desarrollo Bajo en Emisiones y Resiliente al Clima (LEDS GP, por sus siglas en inglés). Lanzada en el año 2012, LEDS LAC opera bajo los principios generales de LEDS GP, tiene un Comité Directivo independiente formado por representantes de organizaciones internacionales, instituciones gubernamentales y ONGs de la región, y una Secretaría operada por Libélula – Gestión en Cambio Climático y Comunicación, de Perú.

Acerca del CLACDS

El CLACDS es el principal think tank y centro de investigación aplicada de INCAE Business School. Su misión es promover el desarrollo sostenible en la región a través de la investigación aplicada, el desarrollo de capacidades, el diálogo,  diseño participativo de estrategias y la transferencia de mejores prácticas. CLACDS utiliza una metodología de cuatro puntas que une la competitividad, el progreso social, el desempeño ambiental y la gobernabilidad. El impacto reciente del CLACDS se observa en la integración económica regional, la incorporación de atributos ambientales y sociales en los negocios y la toma de decisiones basadas la evidencia.